Purificación de las manos

 La purificación de las manos con Netilat Yadaim y las tres “manos” de D’ios

netilat yadaim


La purificación de las manos luego de levantarse por la mañana es una práctica recomendada por los sabios del Zohar.

Llevar a cabo esta práctica es con el fin de purificar las manos después del sueño, porque nos cuentan los secretos del Zohar que cuando la persona duerme su alma se eleva, entonces hay energías que circundan los dedos de la persona y se adhieren a la punta de las uñas. Esas energías hay que apartarlas ya que no representan grados de pureza. Y la purificación es sencillamente llevada a cabo mediante el lavado de las manos.

Para esto se ha de preparar previamente, antes de ir a dormir, un recipiente de borde redondo y con la suficiente capacidad para lavar ambas manos. Ese recipiente con agua, como se deja toda la noche, es necesario que permanezca completamente tapado y hermético. Por eso el borde debe ser redondo, para que no quede una fisura. También debe apartarse otro recipiente que esté vacío, el cual se utilizará únicamente para verter el agua que rociamos en cada mano. Este otro recipiente no deberá ser usado para nada más. Y al finalizar esa agua deberá ser desechada, no debe ser utilizada para nada más, ni tirarla donde puedan pasar personas o animales. Y esto es debido a que esa agua se ha llevado las impurezas.

Este lavado de manos es lo que habitualmente conocemos como: Netilat Yadaim. Ya que al finalizar el lavado de las manos decimos una bendición que lleva esas palabras.

Hay que saber además que, si desechó el agua por el lavado del baño o por el inodoro, deberá nuevamente lavar las manos antes de salir. Y una vez fuera del baño, que haya una pared de por medio, o que haya más de dos metros de distancia, es entonces que se puede decir la bendición.

Nunca se dice una bendición en un cuarto de baño.

 

Ahora bien, todo esto es la parte teórica. Existe además la parte práctica y la parte de la intención que se debe poner en mente al realizar el lavado de manos.

La práctica consiste en sujetar con la mano derecha el recipiente que tiene agua. Y comenzamos a verter el agua sobre la mano izquierda. Luego cambiamos el recipiente con agua a la mano izquierda, para verter sobre la mano derecha. Eso completa la primera ronda. La segunda ronda consiste en regresar el recipiente con agua a la mano derecha para verter sobre la izquierda; seguidamente se vuelve a pasar el recipiente a la mano izquierda para verter sobre la derecha. Esa es la segunda ronda. Y repetimos una tercera ronda de igual manera.

Es decir, se realiza tres veces completas, comenzando con la mano derecha que sostiene el recipiente con agua y finalizando con la mano izquierda que vierte el agua sobre la derecha. Una intención en esto es que la izquierda sirve a la derecha.

Eso es lo más básico, solo entonces se procedería a decir la bendición.

Sin embargo, está la intención, o kavaná, de que este lavado representa las “Tres manos de D’ios”.

Pero ¿Cómo es esto? Porque sabemos que D’ios no tiene cuerpo. ¿Qué son entonces esas “tres manos”?

Esto lo sabemos gracias a los secretos del Zohar que nos ha compartido el gran maestro de Kabbalah el Arizal, de bendita memoria.

Según como vemos en el Zohar, el término “manos” representa cualidades Divina. Son cualidades mediante las cuales el Creador se manifiesta en Su Creación.

El Secreto de las tres manos es: la mano derecha, la mano izquierda, y la mano elevada. Porque previamente lavamos las manos derecha e izquierda, y cuando se dice la bendición elevamos esas manos: la derecha a la altura de los ojos, y la izquierda un poco mas abajo. Estas dos manos elevadas en la bendición que decimos, se tornan una sola que, es llamada: la mano elevada.

Esto es como las tres Columnas del Árbol de la Vida. Son en realidad dos columnas (derecha e izquierda) y lo que llamamos Columna Central es la unificación de la derecha e izquierda en una sola.

Y como nuestra alma es la composición del Árbol de la Vida, debemos tomar consciencia de estas tres Columnas para unificarlas en el momento de decir la bendición. Este acto, o sea, esa intención, es lo que permite que las virtudes Divinas que representan esas Columnas del Árbol de la Vida se puedan expresar y manifestar en tu vida con completa armonía.

 

Lo que nos enseña el Arizal es que las “tres manos” son un código compuesto por el Nombre de 42. A esto se suma las letras del verso de Éxodo 15:11, donde dice: «mi khamokha baelim ADONAI mi kamokha nedar bakodesh nora tehilot ose fele». Esto también son 42 letras. A esto se unen las tres palabras centrales de la primera frase de la Shemá, junto con su cifrado At-Bash. Y finalmente se agrega un yejud, o sea, una combinación de Nombres de D’ios.

Veamos esto en detalle.

El Nombre de D'ios de 42 letras sale de las primeras 42 letras del Génesis luego de hacer muchos intercambios, lo que en hebreo se denomina Jiluféi Otiót.

Los intercambios de letras representan alfabetos en cada uno de los mundos superiores. Por esto, el Nombre de 42 (del Ana Bejoaj) está compuesto por letras pertenecientes a todos los mundos.

El segundo verso que utiliza este código, es el correspondiente a Éxodo 15:11, encontrado en el Canto del cruce del mar rojo (Shiráh, que significa: canción).

Esto se entrelaza con YHVH Eloheinu YHVH. Y con: KUZU Bemojasáz KUZU (que es esa misma frase en At-Bash). Estas corresponden respectivamente a la mano derecha y la mano izquierda.

Finalmente está el yejud: YHVH, Yud Vav Dálet, He Álef, Váv Álef Vav, He Álef.

 

De esta manera, se forman 42 letras correspondientes a la mano derecha, 42 letras correspondientes a la mano izquierda, y 42 letras correspondientes a la mano elevada.

La pregunta ahora es: ¿Cuándo y cómo activamos este código?

Al verter el agua con la mano derecha (que es llamada “mano grande”) meditamos en las letras de:

YHVH Eloheinu YHVH

יהוה אלהינו יהוה

 

Al verter el agua con la mano izquierda (que es llamada “mano poderosa”), meditamos en las palabras:

KUZU Bemojasáz KUZU

כוזו במוכסז כוזו

 

Y finalmente, al elevar las manos al decir la bendición (esa es la mano elevada, correspondiente a la columna central), ahí meditamos en las letras:

YHVH Yud Vav Dálet, He Álef, Vav Álef Vav, He Álef.

יהוה יוד הא ואו הא

 

Como podrá darse cuenta, son tres códigos cada uno de 14 letras. Esto representa las 14 falanges que hay en cada mano.

Estos códigos no los pronunciamos, sino que los traemos a la mente. El primero, como se dijo, al verter el agua con la mano derecha. El segundo al verter el agua con la mano izquierda. Y el tercero cuando se elevan las manos al decir la bendición.

Este código, de las tres manos, de manera completa, forma 42 tríadas de letras. Son 126 letras que pueden romper cualquier aflicción si se les pone esa intención.

 

De manera más ampliada, si se desea activar la cualidad Divina que representa cada columna, entonces se meditan las tríadas que forman su correspondiente código de 42 letras, y para esto es que se hace uso del Nombre de 42 letras que sale del Ana Bejoaj.

 

Para resumirlo de manera más clara podemos ver las siguientes tablas:

manos de Dios

 

  • En la línea superior de cada tabla vemos en este orden:

YHVH Eloheinu YHVH

KUZU Bemojasáz KUZU

YHVH YVD HA VAV HA

  • En la línea intermedia de cada tabla está escrito el Ana Bejoaj.
  • Y en la línea inferior de cada tabla está escrito el verso de Éxodo 15:11.

 

Por lo tanto, si se desea activar la cualidad de la mano grande (que es la derecha) entonces se medita en el primer grupo de 42 letras. Para activar las cualidades de la mano izquierda, la mano poderosa, se medita en el segundo grupo de 42 letras. Y para activar las cualidades de la mano central, llamada también (la mano elevada), se medita en el tercer grupo de 42 letras.

 

Eso sí, debes tener muy en claro qué son la mano Grande, la mano Poderosa y la mano Elevada (llamada también en la Torá "mano alzada"). Para ello es muy conveniente que estudies todo el libro de Éxodo explicado por medio de la sabiduría del Zohar (que puedes ver aquí). Ya que es en el éxodo que se manifestaron la mano Grande, la mano Poderosa y la mano Elevada.

Esto lo vemos escrito en la Torá:

«Y vio Israel la mano grande». Éxodo 14:31. Esta es la mano derecha.

«Adonay Eloheinu, sacaste a tu pueblo de Egipto con mano poderosa». Daniel 9:15. Esto se refiere a la mano izquierda.

Y el verso: «El segundo día de la pascua, salieron los hijos de Israel con mano alzada, a ojos de todo Egipto». Números 33:3. Esto significa la cualidad de la Columna central, que sirve como puente para dejar atrás a Egipto y ascender hacia las letras YUD HE (יה) del Nombre sagrado. Esto es lo que significa salir con mano alzada.

 

 

Respecto a la bendición que se dice después de lavar las manos es:

Baruj ata Adonay Elohenu melej haOlám, asher kideshanu bemitzvotav vetsivanu al netilat yadaim.



TOTAL :
COSTO DE ENVÍO :
GRAN TOTAL :

Gracias . Recibimos su orden.

Método de Pago
Order ID
Date order
Total

Please make your payment directly via UPI transfer by scaning our below QR codes. Use your Order ID as the payment reference. Your order won't be shipped until the funds have cleared in our account.

Please make your payment directly into our bank account. Use your Order ID as the payment reference. Your order won't be shipped until the funds have cleared in our account.

Order detail:

Product Name:
Quantity:
Size:
Price:

Customer's detail:

Full name:
Email:
Phone number:
Postcode:
Address:
City:
State:
Country:

Contact form

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *